Relax

Relax

sábado, 13 de octubre de 2012

EL SABIO Y EL AMOR









Alguna vez, una pareja disuelta llegó al Sabio y le preguntaron:

-¿Por qué hubo de acabarse nuestro Amor? ¿Por qué hubo de terminarse? Y el Sabio les respondió:

-Porque amaban sólo con su cuerpo...Porque sólo era Amor físico. 
Por que tú la mirabas extasiado y contemplabas la belleza de ella, y ella te miraba y contemplaba extasiada tu belleza...más si sólo es Amor físico, igual puede extasiarse cada uno, con otra belleza.

–Si sólo la belleza de su cuerpo fundamentaba su unión, cuando llegó otro cuerpo más bello para sus ojos...se acabó la unión.

Y se acercó al Sabio otra pareja disuelta y preguntaron:

-¿Por qué nos hemos separado? –Y el Sabio respondió:

Porque amaban sólo con sus mentes, porque era sólo Amor mental.

Porque tú disfrutabas hablando y hablando horas con ella. Porque ella se extasiada, hablando y hablando horas contigo. Porque amaban la conversación y amaban el intelecto...Y este Amor aguantó un poco más, más cuando hubo una conversación más interesante, se acabó.

Y se acercó al Sabio, otra pareja disuelta y preguntaron: -¿Por qué se ha disuelto nuestra unión?

–Y el Sabio les respondió: Porque amaban sólo con sus emociones. Porque tú disfrutabas danzando, riendo, jugando y disfrutando con ella, como ella disfrutaba de su vida, con la emoción que producías al lado de ella. Más cuando hubo una emoción más fuerte y placentera, se acabó. -

Y finalmente el Sabio les dice a las tres parejas:


El Amor verdadero les aquel que reúne todos estas cualidades que he nombrado.
Y es Amor verdadero cuando miras su cuerpo y disfrutas la belleza que contempla tu vista, y amas sus ojos, sus cabellos, amas sus labios, y amas envolverte en sus brazos.

Es Amor verdadero cuando te deleitas escuchándole. Cuando hablas y hablas por horas, sin querer que termine tan bello diálogo. Cuando es igual el lenguaje, y parecen iguales las palabras.

Y tu mente adivina lo que el otro piensa y el otro respeta tu espacio y ama lo que piensas. No intenta cambiar tu personalidad.

Te acompaña y comparte tu pensar y sentir.

Y es Amor verdadero, cuando vibras y disfrutas la vida, cada emoción, cada instante en la risa y en el llanto, en la alegría y en la tristeza, en apoyarse mutuamente, en los momentos difíciles, en los éxitos y en los fracasos, en el silencio y en el diálogo, en la reconciliación y el acuerdo.


El Amor verdadero....todo lo puede, todo lo alcanza, todo lo justifica....todos los muros derriba, todos los obstáculos vence, todas las fallas perdona, todas las dudas aclara...todos los sinsabores endulza, todas las distancias traspasa.

Y el Amor verdadero, no se pregunta:

¨¿Por qué he de amarte acaso? Justifícame y explícame, ¿Por qué he de amarte yo a ti?..¡Gánatelo con títulos y riquezas! ¡Gánatelo con detalles y halagos! ¡Gánatelo con regalos! ¡Gánatelo con homenajes y cantos!¨

El Amor verdadero, se posa frente a ti y te expresa:

¨Estoy aquí para amarte hasta el fin...Estoy aquí para amarte sin preguntarte ¿Por qué?. Estoy aquí para amarte, no importa lo que hagas...Simplemente para amarte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada